lunes, 21 de enero de 2008

MARK / MARCIE FREE... LAS DOS CARAS DE LA MONEDA

Para el público en general, Mark Free obtuvo el minuto de fama al que toda persona tiene derecho con “Iron Eagle (Never Say Die)”, el tema que King Cobra incluyeron en 1986 en la BSO original de la película “Águila De Acero” y que se convirtió durante un trimestre en la canción de moda de las emisoras (poperas y no poperas) norteamericanas.. Pero para ese otro público en particular que constituimos los que amamos el rock con clase, el nombre de Mark Free significa mucho más: King Cobra, Signal, Unruly Child, una destacadísima carrera en solitario que alcanzó cotas máximas (de calidad y repercusión) con el casi perfecto Long Way From Love, obra fetiche de cualquier seguidor del rock melódico.Sin embargo, desde 1999 Mark Free vive totalmente retirado del mundo musical.

El último contacto discográfico con su público se dio en 1995, con el álbum
Tormented, su obra póstuma . Mark editaba, echándole un valor elogiable, el disco bajo el nombre de Marcie Free y descubría al mundo el drama personal que le obligaba a esta despedida inesperada y forzada de los escenarios: su transexualidad. La noticia no la esperaba nadie, pues era público que Mark Free había estado casado. Pero él decidía marcharse y fueron inútiles los esfuerzos por parte de Carmine Appice para convencerle de que era un momento idóneo para la reunión de King Cobra ni esas voces de miles de fans pidiendo su regreso. Marcie Free está convencida de que es incompatible su imagen femenina actual con la poderosa voz que la convirtió en uno de los grandes nombres del AOR.

Desde entonces, sus apariciones públicas han sido casi inexistentes, y muy pocos de sus antiguos fans lograrían reconocerla si se la cruzaran en una calle desierta. No obstante, ella es consciente de que su figura sigue levantando expectación, y hace año y medio, en deferencia a esos fans, dio contadas entrevistas para asegurar que se encuentra bien, retirada apaciblemente en un pequeño pueblo de Michigan. Allí trabaja en las oficinas de una gran entidad bancaria y pasa el tiempo jugando al golf, yendo a reuniones de mujeres e intentando mantenerse como una persona anónima que no tiene interés en revivir su pasado mediático. Declaró, además, que pese al interés mostrado por su público, no volvía pues conocía demasiado bien las bambalinas del mundo del Heavy Metal para saber de sobra el carácter homófobo que se gastan muchos compañeros de profesión. Que se lo pregunten a Jackie Enx, batería de Rhino Bucket y también transexual que, no obstante, continúa en activo pero con algún que otro altercado…

Marcie Free, a tenor de sus declaraciones, parece haber encontrado por fin la reconciliación consigo misma. Atrás quedaron años de depresiones, flirteos con ideas suicidas y la época más dura de su vida ( “
cada día que pasaba envidiaba más a los homosexuales, ya que podían llevar una vida plenamente normal, mientras que para la sociedad los transexuales somos enfermos mentales” ). Y es que quizás nosotros hayamos perdido a un músico inigualable pero no hay éxito que pueda pagar la infelicidad de un ser humano.

1 comentario:

Cinderella dijo...

Una gran artista, es una lástima que nunca haya podido verlos en directo con king kobra, tiene una voz muy personal e increíble.
En cuanto a lo de su cambio de sexo, según leí en una entrevista no recibió mucho apoyo por parte del medio y de antiguos compañeros. Ojalá comprendan que ella ahora es feliz.
Saludos